CUENTOS

CUENTOS  · 23. abril 2021
Esa mañana Mariano se despertó con la seguridad de que tenía alas. Decía que podía volar y subió a la azotea de un cuarto piso. ¡Por fin libre! -gritó- al extender sus alas… y voló. Voló directo al cielo. Su cuerpo quedó destrozado en el centro del patio de un hospital para enfermos mentales… Mientras sus alas se perdían en el universo. (Aidee Rodríguez)

CUENTOS  · 20. abril 2021
Apresuró su paso, no quería llegar tarde. Su rostro enmarcaba ojeras y un gesto de fatiga en el que se adivinaba que la noche anterior no había sido del todo buena. Felipe era un joven de 22 años, pero algo le hacía aparentar mayor edad. Quizá las noches de desvelo por cuidar a un pariente enfermo. Tal vez eran noches de largas juergas, o simplemente era su aspecto el que lo hacia verse mayor, con su pelo a medio crecer y sin ninguna forma, con su ropa desgastada y pasada de moda y sus...