· 

¿Y si no llego a estar?

Las mujeres siempre estamos ahí. Siempre hemos estado ahí.

Ciudadanas invisibles en un entorno que tiende a la masculinización en todos los estratos. Vitales y esenciales, nuestra presencia y nuestra labor pasan habitualmente inadvertidas para el grueso de la población.  Durante este período de pandemia, de miedo, de muerte y de superación, las mujeres hemos ejercido un papel fundamental para el sustento del que ahora sabemos frágil equilibrio entre nuestra vida familiar, social, laboral y económica.

Miles, millones de mujeres con ocupaciones hasta ahora imperceptibles se han convertido en protagonistas. Sanitarias, administrativas, agricultoras, cuidadoras, limpiadoras, policías, cajeras de supermercado y un sinfín de profesionales han continuado con su rutina en sectores esenciales, sin descansar ni rendirse ante esta situación, haciendo que nuestras vidas sean menos difíciles y, en lo que cabe, más llevaderas. Convertidas en apoyo, familia y salvavidas para muchos, de un día para otro se vieron sin días libres, sin vacaciones y con los niños en casa, conviviendo con la realidad de tener que conciliar su papel de mujer con el de mujer trabajadora y ante el hecho de enfrentarse al miedo al contagio y a la brecha que sigue separando a hombres de mujeres en el mundo laboral.

 

La respuesta a “¿y si no llego a estar?” resulta aún más aterradora que la pregunta en sí misma y por esa razón desde el colectivo enfocArte hemos querido retratar a algunas de esas mujeres, como representantes de ese enorme e invisible pulmón que oxigena nuestro entramado social. Para celebrar este Día Internacional del Trabajo, contamos  sus historias y las ponemos en valor para que, de una vez por todas, las mujeres dejen de pasar desapercibidas y ocupen el lugar que les corresponde en nuestra comunidad.

EnfocArte

Blog colectivo fotográfico Universidad Popular Las Palmas de Gran Canaria)